La ciudad anfitriona: Turín

LA CIUDAD ANFITRIONA: TURIN
Turín es uno de los principales centros industriales y es la segunda área de exportación de Italia. Es una ciudad en constante evolución: desde sus orígenes como Augusta Taurinorum (27 d.C) Torino 5pasando después a ser la Capital del Reino de Savoia (1563), hasta convertirse en la primera capital de Italia en 1861. Turín, conocida en todo el  mundo como capital de la industria del automóvil, a partir de los años noventa inició una etapa de profunda transformación. Después de haber sido la sede de las olimpiadas de invierno  en 2006,  se ha vuelto a renovar, sabiendo coger y aprovechar el potencial que ofrece el ambiente post industrial y convirtiéndose otra vez en un centro importante de atracción cultural.

A nivel internacional la ciudad se ha afirmado como centro de gran importancia en el campo de la investigación, de la tecnología y de la innovación, y ha entrado a formar parte de innumerables redes y asociaciones internacionales. En ella tienen su sede tres importantes agencias de las Naciones Unidas que trabajan en el ámbito de la investigación: el ITC – ILO, International Training Center of the International Labour Organization, el UNSSC, United Nations Stystem Staff College y el UNICRI, United Nations Interregional Crime and Justice Research Institute. La ciudad ha desarrollado y tomado parte en innumerables proyectos de cooperación internacional y ha promovido continuamente a lo largo de los años el intercambio de experiencias y practicas más idóneas en los diferentes ámbitos.

DIEZ BUENAS RAZONES PARA VISITAR TURÍN

  • Fue la primera Capital de Italia, antes incluso que Florencia o Roma
  • Se encuentra el Museo Egipcio, el segundo museo de arte egipcio más grande del mundo
  • Se encuentra el Museo Nacional del Cine, en el interior de la “Mole Antonelliana”
  • En ella se conserva la Sábana Santa
  • En Turín se hallan las Residencias Reales, declaradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO
  • Custodia el famoso autorretrato de Leonardo da Vinci
  • Es un centro fundamental del arte contemporáneo
  • Se encuentran los mejores cafés y las pastelerías más selectas
  • Está considerada la capital del gusto, del chocolate y de los aperitivos
  • Es la única ciudad con 18 kms. de porches para ir de compras

Se puede encontrar información turística más detallada en Turismo Torino.

Para obtener información relativa a los eventos programados, como por ejemplo vídeo y fotografías, imágenes webcams y mapas para conocer la ciudad bajo diversos puntos de vista hay que visitar la página Inpiemonte In Torino, TorinoPlus, SpazioTorino

 QUÉ VER – MUSEOS
Museums
Es posible descubrir la diversidad de Turín a través de sus fantásticos museos que dan muestra de la historia, la cultura, la industria y la internacionalidad de la ciudad: desde el Museo Egipcio – el museo más importante de arte egipcio después de El Cairo – hasta el Museo Nacional del Cine – situado en la prestigiosa sede de la Mole Antonelliana –, desde el Museo de Artes Antiguas de Palazzo Madama hasta el Museo Nacional del “Risorgimento” en el Palacio Carignano.

La vocación industrial de la ciudad queda patente en el nuevo centro expositivo MAUTO, el Museo Nacional del Automóvil, que efectúa un recorrido por la historia de la industria automovilística de Turín y los acontecimientos sociales relacionados con la misma. Turín también es un punto de referencia fundamental para el arte contemporáneo: obras e instalaciones producidas en el arco de los últimos 30 años por grandes artistas de fama internacional están expuestas al aire libre para ser admiradas por todos, o a veces también se exponen en numerosos museos y fundaciones como la GAM – la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo –  el Museo de Arte Contemporáneo situado en el Castillo de Rivoli, la Fundación Sandretto Re Rebaudengo, la Fundación Merz o la Galería de arte Giovanni y Marella Agnelli.

 

QUÉ VER – RESIDENCIAS REALES
Conocido como “Corona de delicias”, el grupo de castillos hechos erigir por la Casa de los Savoia y reconocido como patrimonio mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1997 se parece Royal Residencesverdaderamente a una gran corona si se ve desde arriba. Obviamente, la corona es metafórica, pero las delicias son reales.

De hecho, justo en el centro de la ciudad, en la “Piazza Castello”(Plaza Castillo), se  encuentra el majestuoso “Palazzo Reale” (Palacio Real) – en cuyo interior se halla la “Galleria Savoia”, la Armería y la Librería Real, y el Museo Arqueológico –, el “Palazzo Madama” y el “Palazzo Carignano”. A lo largo del río Po surge el Castillo del Valentino, construido por volunad de Cristina de Francia y que actualmente acoge la Facultad de Arquitectura del Politécnico de Turín. Poco más allá del centro ciudadano, la colina de Turín abraza las murallas de la “Villa della Regina”, rodeada de jardines “a la italiana” y que comprende pabellones, fuentes y áreas agrícolas.

La metafórica corona se completa con otra serie de magníficos palacios reales y castillos en el área periférica de la metrópolis. En el increíble Palacio Real de Venaría, por ejemplo, junto al maravilloso Parque de la Mandria, se celebran numerosos eventos, exhibiciones y conciertos. Por último, otro lugar que no hay que perder es el Palacio de Caza de Stupinigi, sede preferida por los Savoia para bodas y celebraciones, y que está bastante cerca del centro de la ciudad.

QUÉ VER – PRINCIPALES LUGARES DE CULTO
Main places of workship
Desde 1578, en el “Duomo” (Catedral) – único ejemplo de edificio representante del arte renacentista de la ciudad – se encuentra depositada la Sábana Santa, es decir, la sábana de lino que se cree que cubrió el cuerpo de Cristo. Los devotos pueden visitar el Museo adyacente en la cripta de la iglesia del “Santissimo Sudario”.

Las Iglesias de Turín no son únicamente lugares de oración, sino que también representan claros ejemplos arquitectónicos y artísticos de estilo barroco, como por ejemplo la iglesia de San Lorenzo, el primer trabajo encargado por la Corte de los Savoia a Guarino Guarini, las iglesias gemelas de Santa Cristina y San Carlo situadas en la homónima plaza, la impresionante iglesia de San Filippo ideada por Juvarra o la Basílica de la Consolata, muy querida por los ciudadanos.

La nueva iglesia del Santo Volto – construida por el arquitecto Botta – es un admirable ejemplo de cómo una zona industrial puede convertirse en algo completamente diferente.

TURÍN: TU PUERTA DE ENTRADA A LA EXPO 2015
Un rico programa de eventos llamado “EXPO-TO” caracterizado por eventos musicales, artísticos, literarios y cinematográficos, ha sido organizado contemporáneamente a la Exposición Universal – EXPO 2015 – organizada de mayo a octubre en Milán, que se encuentra a solo 33 minutos en tren de Turín.

QUÉ HACER – COMPRAS
El largo tramo con porches que fue creado en el pasado para facilitar los paseos de la familia real de los Savoia por el centro de la ciudad se ha convertido en la actualidad en un verdadero paraíso para los que quieren ir de compras. La tradicional zona de compras de la ciudad se encuentra entre Via Roma, corazón y símbolo de la ciudad y las calles peatonales Via Carlo Alberto y Via Lagrange, donde los escaparates de las tiendas de las principales marcas de moda y de joyería  brillan con esplendor. Via Garibaldi es  una calle joven, moderna y original, mientras que Via Po es más intelectual y está llena de librerías y de tiendas que venden objetos de segunda mano. Además Turín tiene muchos mercados: evidentemente, el mejor es el de “Porta Palazzo”, el verdadero corazón multiétnico de la ciudad y que está considerado el mercado cubierto más grande de Europa, donde se encuentra también el adyacente “Balon”, el histórico y conocido mercadillo del Sábado.

QUÉ HACER – TURÍN DE NOCHE
movida san salvario-2
Cuando se hace de noche y la atmósfera de la ciudad se empieza a calentar y el titilar de las luces inicia a mostrarse, es el momento ideal para organizar la noche: un agradable aperitivo en uno de los muchos bares del centro, una deliciosa cena con comida tradicional o étnica y después…  ¡llega la noche! La Plaza Vittorio Veneto al lado del río Po, el Borgo Dora, San Salvario, el Quadrilatero Romano y Santa Giulia son los principales lugares en los que la gente se reúne y se encuentra en las noches de Turín. Aquí, arte, comida y diseño crean una atmósfera vibrante: se puede escuchar tranquilamente música clásica, pop y jazz en directo, se pueden admirar espectáculos artísticos y bailes hasta el amanecer. En concreto, el barrio de San Salvario es el verdadero núcleo de la vida nocturna de Turín gracias a su invitante atractivo. Está situado entre la estación de Porta Nuova y el Parque del Valentino y representa un barrio multiétnico y un ejemplo de renovación urbana que ha sabido transformar una zona precedentemente  peligrosa en una completamente renovada donde se dan cita numerosos talleres de artesanía, restaurantes, galerías, locales y laboratorios artísticos. Sin embargo, si la idea de pasar la noche es más “clásica” y se prefiere disfrutar con una ópera, una comedia o un concierto, entonces uno puede elegir entre los numerosos teatros de la ciudad: desde el Teatro Regio hasta el Auditorio de Lingotto, desde el Auditorio Rai hasta el prestigioso Teatro Carignano.

“SABOREA” TURÍN
Un viaje a Turín significa también un viaje a través del gusto, para saborear con íntimo placer en un sinfín de sensaciones. Se podrá gozar de una infinita variedad de entremeses a base de carne, Enogastronomiapescado, verduras, huevos, embutidos y quesos, todos servidos, evidentemente, junto a los famosos “grissini” (bastoncitos de pan), inventados en el siglo XVII por el Príncipe Vittorio Amedeo II di Savoia. No se podrá dejar la ciudad sin haber probado antes los tradicionales “Agnolotti”, raviolis rellenos de carne y condimentados con la salsa del rustido de ternera, con la salsa de ragù (carne picada con tomate) o con salvia y mantequilla. Además, uno no se puede perder la gran variedad de quesos de los Alpes, hechos a mano y provenientes de los valles alpinos del Piamonte. Todas estas exquisiteces culinarias serán saboreadas mejor si se acompañan con un óptimo vino piamontés, tinto o blanco: desde un Barolo hasta un Barbaresco, desde el Barbera hasta el Arneis.

A pesar de ello, una verdadera cena típica de Turín tiene que estar precedida por el divertido ritual que tiene lugar al final de la tarde en los cafés, en las vinaterías y en los clubs que se hallan situados a los largo del río Po: ¡el aperitivo! Un cocktail o un vaso de Vermouth que acompañan a bocadillos, quesos locales o especialidades multiculturales… ¡y que empiece la noche!

CAFÉS HISTÓRICOS
A Turín también se la conoce en Italia y en Europa por la presencia, en las calles del centro, de numerosos cafés históricos, frecuentados en el pasado por la burguesía ciudadana. Son muy característicos los cafés de la Plaza San Carlo, en cuyas paredes hay frescos de gran elegancia y espejos relucientes, como por ejemplo el Café Baratti o el Café Ghigo. En estos ambientes renacentistas y elegantes uno no podrá dejar de probar el famoso “bicerin”, bebida típica de la ciudad compuesta de chocolate caliente, crema y “zabaione” (crema de huevo con vino marsala).

CHOCOLATE
En Turin en el siglo XVIII, a petición de los Savoia, el chocolate empezó a elaborarse, y el arte pastelero de Turín empezó así a producir las más refinadas exquisiteces como los “Gianduiotti”, las “praline”, las tortas, las galletas, los helados “pingüino”, y el chocolate caliente. Todos estas dulces especialidades han convertido a Turín, en la capital italiana del chocolate.

TURÍN Y ALREDEDORES à MONTAŃAS
the mountains
Una de las características de Turín es que la ciudad se encuentra rodeada por todo el arco alpino, lo que hace que su silueta sea única en el mundo. A poco más de 45 minutos de distancia se pueden alcanzar las montañas y sus modernas y renovadas pistas de esquí.  Como consecuencia de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 se efectuó una imponente restauración de las instalaciones para los deportes de invierno, y las adyacentes a Turín están entre las más modernas del mundo. Además Turín también está cerca de dos grandes parques nacionales y de zonas protegidas como “val Grande” y el “Gran Paradiso”.

TURÍN Y ALREDEDORES à LANGHE Y COLINAS
En Junio de 2014 los paisajes de Langhe-Roero y del Monferrato se incluyeron entre los lugares del patrimonio mundial de la Humanidad UNESCO. the LangheIncomparable, es la palabra justa para describir la belleza de estas colinas y de la zona de “Langhe”, sinónimo de gusto y de vinos prestigiosos  producidos allí mismo, entre los que se encuentra el Barolo, el Barbaresco, el Barbera, el Dolcetto o el Moscato. La zona también es famosa por sus castillos, sus abadías, sus encantadores pueblos y los  itinerarios eno-gastronómicos de elevadísima calidad y prestigio: ¡un paraíso para el espíritu y para la boca!

LAGOS
The lakes
Dos de los lagos más famosos de Italia se hallan en el Piamonte: el Lago de Orta y el Lago Maggiore. En especial este último, junto a las Islas Borromeas, ha sido desde siempre uno de los destinos más deseados y apreciados por los turistas. Los lagos del Piamonte son joyas de la naturaleza, y todo lo que se necesita para visitarlos es una barca, para poder perderse entre sus encantos.